Tiempo de lectura: 4 minutos

Fijar objetivos de marketing de una manera SMART es una de las tareas que ponen en jaque a los líderes de las empresas, ya que, a veces, es difícil saber identificarlos. Hay que tener en cuenta que para crear metas que realmente hagan progresar a una compañía, tienen que ser realistas. De lo contrario, se vuelve ineficaces.

Para que sepas por dónde empezar y cómo mejorar los objetivos que ahora tienes, te presentamos las claves para que tu negocio crezca y perdure de manera estratégica.

¿Qué son los objetivos SMART?

Los objetivos SMART dirigen los esfuerzos estratégicos de una empresa para que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y a criterio. Por lo tanto, los criterios Smart te ayudan a diferenciar los objetivos eficaces de los que no lo son. ¿Cuáles son los objetivos de tu empresa? Define los generales y aquellos que quieres conseguir específicamente mediante acciones de marketing de contenidos. Haz una lista y trata de ordenarlos por importancia y prioridad.

Puedes utilizar la plantilla gratuita de Kanito Smart Marketing, con la que se te facilitará plantear y establecer objetivos SMART para tu empresa.

Los criterios SMART hacen alusión a las 5 características básicas que cada objetivo debe tener para considerarlo inteligente.  Deben ser específicos, medibles, alcanzables, realistas y definidos en el tiempo.

Usabilidad para una empresa de la metodología SMART

  • Incrementas tu visión empresarial: cuando trabajas en una empresa con una metodología inteligente como la SMART tu visión de negocio se vuelve más amplia. Cuanto mayor visibilidad tengas de todos los factores, recursos y esfuerzos que requieres, es más fácil que alcances tus metas.
  • Mejoras tu planeación: pensar SMART es llevar un orden para planear, anticipar y verificar los avances.
  • Poner el foco en lo más importante: saber hacia donde nos dirigimos es fundamental para saber qué tienes que hacer, cómo y con qué, para llegar a ese objetivo. Con esto puedes enfocar tus esfuerzos en lo que verdaderamente necesitas, así optimizas esfuerzos y tiempo.
  • Optimizas la comunicación: la precisión que te brinda un objetivo SMART ayuda a que comuniques con mayor precisión lo que quiere la empresa o de un proyecto en cuestión. De esta forma todos los que participan saben qué es lo que hay que hacer y lo comunican de una forma más clara.
  • Optimizas el tiempo: si no tienes una buena planificación pierdes mucho tiempo en cosas innecesarias. Con los objetivos SMART optimizas el tiempo porque tienes claro lo que quieres conseguir.
  • Perfil estratégico: si te habitúas a pensar en SMART siempre serás estratégico. Un negocio con perfil estratégico destaca, se posiciona, crece y se diferencia de sus competidores.
  • Activa tu fuerza de ventas: cuando estableces objetivos SMART, tu equipo de ventas tiene más claro la estrategia comercial.
  • Crea procesos de mejora continua: cuando tienes una visión amplia de negocio, es muy fácil establecer procesos de mejora continua, porque tienes indicadores claros de cómo vas, de cuáles son los progresos y saber si estás logrando los objetivos implementados.
  • Aumenta tu rentabilidad: unido a todo lo comentado anteriormente, si tu empresa asimila bien la metodología SMART para todas sus actividades, lograrás resultados exitosos e incrementarás la rentabilidad de tu negocio.

¿Cómo defines los objetivos SMART para tu empresa?

Recordemos que los objetivos SMART son específicos, medibles, alcanzables, relevantes y a tiempo.

Cómo determinar objetivos empresariales específicos

Cuando tienes como objetivo aumentar tus ventas, tienes que añadirle más detalles. Un objetivo realmente específico incluye qué quieres lograr, cómo quieres realizarlo y quiénes serán los responsables. Además, define hacia quiénes se dirige tu objetivo, ya que puede ser hacia un público conocido, nuevos mercados o, incluso, hacia tus colaboradores.

Cómo determinar objetivos empresariales medibles

Ningún objetivo se cumple de 0 a 100% de manera automática. Se trata de un proceso, por lo que tienes poner plazos. Por ejemplo, si quieres aumentar tus seguidores de 50 a 50.000, pon puntos intermedios como 5.000, 10.000 y 30.000. Lleva la documentación suficiente para que puedas analizar estos avances de manera regular y así modificar tus estrategias si notas que algo está fallando.

Cómo determinar objetivos empresariales alcanzables

Piensa en la forma en la que tu empresa interactúa con el entorno. Define tus pasos a seguir con los recursos que ya tienes, por ejemplo, el número de empleados, la especialización del equipo, la tecnología de la que dispones, etc. Después estudia tu competencia directa y cómo está tú sector en el mercado. También ten en cuenta las tendencias macroeconómicas que influyen en el consumo. Con todos estos datos crea objetivos ambiciosos, pero no imaginarios.

Cómo determinar objetivos empresariales relevantes

Puedes reconocer cuáles son los objetivos relevantes a través de dos formas; los aspectos que consideras como oportunidades, ya sean lanzamientos de productos, el crecimiento de una de tus líneas productivas o cambios organizacionales. Después, desarrolla los estudios pertinentes que te permitan saber si realmente esas cuestiones son relevantes o tienes que repensarlas. Además, es la oportunidad de que te preguntes si estás en la disposición de desarrollar este objetivo. ¿Cuentas con los recursos necesarios? ¿Hay empleados capacitados que puedan llevarlo a buen término? ¿Es el momento idóneo para darle impulso o hay que esperar? Mantén el equilibrio entre la prudencia al utilizar tus recursos y la audacia para emprender nuevos proyectos.

Cómo determinar objetivos empresariales a tiempo

Hay siempre que establecer un tiempo, porque sino lo haces se convierten únicamente en sueños. Define objetivos temporales de forma general, parcial y diaria.

Si una vez establecidos los objetivos SMART quieres continuar con tu plan de Marketing te interesará también conocer a tu buyer persona. Nunca es tarde para tomar acción y crear las metas y objetivos para tu empresa.

¡Ahora es tu turno!