Tiempo de lectura: 2 minutos

Inbound Marketing, Marketing de contenidos, Marketing de atracción… son muchos nombres para un mismo concepto: comunicar basándose en el usuario. El fundamento de esta estrategia de marketing es atraer al usuario poco a poco hacia la marca ofreciéndole contenidos de utilidad en lugar de publicidad. Aquellos que quieran incorporarlo a la comunicación digital de su marca tienen que tener claro varios puntos fundamentales:

  • El Inbound Marketing se basa en contenidos de valor

Ofrecer de forma gratuita (o a cambio de que nos deje sus datos) contenidos al usuario (un ebook, un vídeo, un post…) es la base de esta estrategia, pero no cualquier contenido es válido. Si antes el usuario estaba saturado de publicidad, ahora está saturado de contenidos y por eso es fundamental ser innovadores y aportar el máximo valor diferencial en cada uno de los puntos de contacto con el usuario. La pregunta fundamental antes de lanzar un contenido debe ser: si yo fuera mi usuario, ¿lo consumiría?

  • La marca ya no es el centro de la estrategia

Antes los discursos se construían desde la marca y sus beneficios como centro argumental. Ahora eso quedó muy atrás; la publicidad ya no sirve para comunicarse con potenciales clientes. En el Marketing de contenidos hay que introducir la marca y sus productos en último lugar y lo primero para conseguir llamar la atención del usuario deben ser los contenidos de valor. Estos contenidos de valor han de tener relación tanto con nuestra marca como con los intereses del usuario.

  • Hay que conocer al usuario

Para saber qué interesa al usuario hay que conocerlo. Hemos de saber a qué tipo de usuario nos dirigimos, qué le interesa, qué busca, qué le mueve… Y por supuesto no todos los usuarios son iguales, aunque entren dentro de nuestro target; si vendemos a varios segmentos de clientes hemos de tener diferentes mensajes para cada uno de ellos. Esta segmentación y este conocimiento se obtiene mediante herramientas de analítica, algo muy ligado al Marketing de contenidos o Inbound Marketing.

  • Sigue la técnica del embudo de ventas

La comunicación con el usuario se divide en varias fases en función del punto de unión que el usuario tenga con la marca en cada una de ellas. Estas fases están encaminadas a atraer al usuario hacia la compra y se conocen como el embudo de ventas (de ahí el nombre de Inbound Marketing). La primera de estas fases sería la de atraer a los usuarios llamando su atención, la segunda la fase de captación en la que intentamos que el usuario deje sus datos, la tercera es la fase de conversión o venta (cuando el usuario compra el producto o servicio) y por último la cuarta fase es fidelizar a este usuario para que vuelva a comprar en un futuro o recomiende a la marca.

  • Las redes sociales son un canal importante

Aunque dependiendo de la marca los canales de comunicación para difundir todo este contenido serán unos u otros, hay que considerar seriamente incluir las redes sociales en la estrategia de contenidos. Sus posibilidades de segmentación y la cantidad de contenidos que alojan convierten a las redes sociales en una herramienta óptima para el Inbound Marketing.

 

 

 

Autor: Ana Caballero

Tiempo lectura: 2 min.